La recesión gingival es un problema bucal bastante común que afecta aproximadamente a la mitad de la población adulta y va aumentando con la edad.

De hecho, los expertos estiman que prácticamente el 100% de los pacientes mayores de 50 años presentan retracciones gingivales de una o más piezas dentarias, dejando a la vista partes del diente que antes estaban ocultas bajo la encía.

Aunque el tejido de las encías no puede regenerarse por sí mismo, hoy en día existen diferentes tratamientos para la recesión gingival muy efectivos.

Estas técnicas ayudan a que este problema no empeore o, incluso, que los pacientes puedan salir de la clínica con sus encías recuperadas.

 

Qué es la retracción de encías

Los libros odontológicos definen las recesiones gingivales como el desplazamiento de la encía marginal apical a la línea amelo-cementaria, que conlleva la exposición radicular.

Esta encía retraída clínicamente suele presentarse inflamada y puede ser localizada en una sola pieza dentaria o, de forma generalizada, en varias piezas de ambas arcadas.

La retracción gingival puede aparece en personas tanto con buena como con deficiente higiene oral.

Curiosamente, algunos estudios han demostrado que los pacientes que mantienen una buena higiene bucal suelen tener recesiones gingivales en las piezas unirradiculares, a nivel vestibular, es decir, en los sectores anteriores.

 

recesion gingival tratamiento

 


Etiología de las recesiones gingivales

Las retracciones de las encías pueden tener múltiples causas. Entre todas ellas, te destacamos las siguientes:

  • Causas mecánicas: como una técnica brusca de cepillado, inserciones aberrantes de los frenillos (actualmente controvertido), o iatrogenias.
  • Causas inflamatorias por presencia de placa bacteriana.
  • Enfermedad periodontal.

Los factores predisponentes más comunes en estos casos suelen ser defectos en la encía adherida, hábito tabáquico, malposiciones dentarias, o traumas oclusales.

 

Signos y síntomas de la retracción de encías

Para llevar a cabo un tratamiento de la recesión gingival adecuado, hay que tener en cuenta los síntomas y señales que nos indican esta falta de encía.

Los signos clínicos típicos son:

  • Localización apical de la encía libre marginal
  • Presencia de “triángulos negros” por desaparición de las papilas interdentarias, que favorecen el empaquetamiento de restos de alimento
  • Inflamación y eritema de la encía libre marginal
  • Susceptibilidad a la caries radicular

Mientras, los síntomas de las recesiones gingivales más frecuentes son la hiperemia pulpar. En este caso, los pacientes se quejan particularmente de la sensibilidad provocada por el frío. Esto suele ser causado por la exposición de las raíces, y por ende, por el desgaste del cemento que deja al descubierto el tejido dentario.

 

retraccion de encías

 

Clasificación de las recesiones gingivales

La clasificación de este problema oral al que recurren la mayoría de profesionales de la odontología, es la establecida por el periodoncista norteamericano Preston D. Miller, en su estudio de 1985 “Periodontics Restorative Dent”.

 

  • Clase I: la recesión de la encía se encuentra alejada de la línea mucogingival y no existe destrucción de los tejidos periodontales interdentarios.
  • Clase II: la retracción se extiende hasta o más allá de la línea mucogingival, sin pérdida de encía o hueso interproximal.
  • Clase III: la recesión sobrepasa la unión mucogingival, existiendo pérdida de tejido y hueso interproximal, y es apical al límite amelocementario, pero coronal a la extensión apical de la recesión del tejido marginal.
  • Clase IV: la retracción sobrepasa la unión mucogingival, pero la pérdida de tejido y hueso interproximal se localiza apical a la recesión.

 

Diferentes tratamientos para la recesión gingival

 

El tratamiento de las recesiones gingivales suele constar de varias fases:

  1. Etiológica, es decir, de la causa
  2. Restauradora o quirúrgica
  3. Fase de mantenimiento

El tratamiento etiológico busca eliminar o corregir los factores que predisponen a la aparición de las recesiones, tales como el cepillado traumático, la inflamación asociada a placa bacteriana, eliminación de factores iatrogénicos, o restauraciones subgingivales sobreobturadas.

Es tras esta fase cuando el especialista debe valorar si realizar, o no, un tratamiento quirúrgico. No obstante, un factor determinante para decidir si llevar a cabo esta segunda fase quirúrgica es la pérdida de las papilas interproximales.

Si la pérdida de estas papilas es grande, nunca se llegará a cubrir por completo la exposición de la raíz, por lo que este tipo de tratamiento está contraindicado.

 

recesiones gingivales

 

Indicaciones del tratamiento quirúrgico

Estos son los principales motivos por lo que muchos pacientes deciden someterse a la cirugía:

  • Hiperestesia dentaria
  • Indicación estética
  • Recesiones gingivales que evolucionan en el tiempo
  • Caries en la superficie radicular

Tipos de tratamiento quirúrgico de la retracción de encías

Estas son las diferentes intervenciones que se realizan en la actualidad en tratamientos de recesión gingival que requieren de cirugía:

  • Injerto de encía libre
    Esta cirugía tiene resultados estables en el tiempo y suele realizarse para corregir defectos radiculares unitarios mediante del aumento del grosor de la encía queratinizada.
  • Regeneración tisular guiada
     Esta intervención suele realizarse a través de la utilización de membranas reabsorbibles o no reabsorbibles, que permiten mantener separados el hueso y el ligamento periodontal del epitelio gingival y del tejido conectivo.
  • Colgajos pediculados
    Este procedimiento quirúrgico incluye colgajos de avance (por ejemplo: coronal), de rotación, de transposición y en abanico.
  • Injertos de tejido conectivo subepitelial
    Esta técnica suele ser muy efectiva para cubrir recesiones gingivales que impliquen varias piezas contiguas. Es un tratamiento muy predecible con el que se pueden obtener resultados de alto nivel estético.
    Este procedimiento, además, permite aumentar la cantidad de encía queratinizada, así como cubrir la exposición radicular a través de un colgajo que cubre un injerto y un lecho vascular. El tejido conectivo se suele obtener del interior de la fibromucosa del paladar y se posiciona en el lecho receptor para posteriormente ser cubierto por el colgajo.

 

cirugia mucogingival

 

Cirugía mucogingival mediante la técnica en tunel

Para evitar disminuir el riesgo en la vascularización del injerto, este procedimiento mediante Injertos de tejido conectivo ha sufrido modificaciones a través de los años, siendo muy utilizada actualmente la técnica en túnel.

Este método preserva la integridad de las papilas y, por ende, la nutrición del injerto se encuentra aumentada, asegurando aún más el éxito del tratamiento de la recesión gingival.

Si quieres aprender o profundizar tus conocimientos sobre  las retracciones en las encías, su etiología, clasificación y tratamiento quirúrgico, desde Odonture te animamos a realizar el curso Cirugía mucogingival aplicando la técnica en túnelde la mano del Dr. Jesús Moreno Pérez.

Esta formación consta de una unidad teórica y otra práctica que incluye un caso clínico de recesiones gingivales que van desde la pieza 35 hasta la 46.

Aprende de los mejores siempre en ODONTURE, la única app especializada en formación y empleo dental, con diferentes cursos de odontología a tu alcance.

 

Accede al Curso de Cirugía Mucogingival

iOS

PINCHA PARA DESCARGAR

Android

PINCHA PARA DESCARGAR